>

Agua: El Secreto Para Bajar de Peso

El control del peso empieza por una buena hidratación. El agua calma los estímulos del apetito y es útil para reducir los depósitos de grasa. Muchas personas sometidas a dieta beben poco por temor a una retención de agua, cuando la verdad es exactamente lo contrario.

Cuando el cuerpo recibe poca agua, advierte está escasez como una amenaza y retiene cada gota. Esto se traduce en pies, manos, y piernas hinchadas, en tanto que, cuando bebemos agua suficiente el organismo elimina espontáneamente los excesos de líquidos.

Cuando el cuerpo está destruyendo las grasas necesita aun más agua para eliminar los desechos que se producen. El beber cantidades apropiadas mientras se está a dieta provoca una pérdida de grasa sin comprometer el tono muscular ni la correcta nutrición de la piel, a la vez que mantiene la piel firme y elástica.

El agua en una dieta reduce el apetito y ayuda al hígado a metabolizar los depósitos de grasa.

El tomar de 2.2 a 2.5 litros de agua al día evita el aumento de sodio en el cuerpo y ayuda a mantener un tono muscular adecuado. Beber agua regularmente durante la dieta reduce la sensación de hambre y por consiguiente, el consumo de calorías innecesarias ya que nuestro cuerpo confunde a menudo las señales de la sed con las del hambre.

En resumen, el agua ayuda muy eficazmente a perder grasa.

Por encima de los ocho a diez vasos diarios normalmente indicados han de añadirse de dos a cuatro si se realiza actividad física o se vive en un clima cálido y uno o dos vasos más si está en sobrepeso. Se recomienda beber agua fría porque se absorbe más rápidamente y quema más calorías. Naturalmente el agua ha de ser de óptima calidad

Por estas razones recomendamos, para obtener agua de optima calidad, un sistema de purificación de agua que utilice la tecnología de Osmosis Inversa. Esta tecnología consiste en pasar el agua a través de cuatro medios de filtración que incluyen una membrana semipermeable que elimina hasta un 98% de todo los sólidos y contaminantes, suspendidos o disueltos en su agua. También permite la eliminación de microorganismos como bacterias, virus y parásitos.

Contactanos para ofrecerte el equipo que mejor se ajuste a tus necesidades.